Regalos personalizados: llegan las navidades y el trabajo temporal

Cuando se acerca esta época del año, son muchos los comercios que nos recuerdan que pronto llega la Navidad. A veces incluso los propios ayuntamientos deciden incentivar el consumo y ponen ya en octubre la instalación de las luces que irán brillando durante todo el periodo navideño.

Ligado a esto, llegan las dudas: ¿qué regalar? ¿Qué gustará más?

Lejos empiezan a quedar ya los típicos regalos para salir del paso, como la corbata o el pijama. Hoy en día el mercado ha dado muchos pasos para ofrecer cada vez más objetos únicos y personalizados. Un ejemplo son las muñecas “fofuchas”, que se realizan con un material llamado “goma eva” (que venden en láminas de colores) y que permiten hacer muñecos personalizados para regalar. Hay quien se las hace él mismo, pero hay tiendas que las hacen por encargo con solo saber algunas características básicas de la persona a quien van dirigidas.

Otro regalo que parece que cada vez cobra más fuerza son los cuentos personalizados. En una época en donde los procesos editoriales se están perdiendo en favor del libro electrónico, este tipo de producto se reafirma como un objeto en auge porque ofrece unas características tan particulares que cualquier persona se puede sentir feliz con ello.

¿En qué debemos fijarnos cuando decidamos comprar este producto? Pues básicamente serían estos tres puntos, sobre todo los dos primeros:

  • En primer lugar y por encima de todo, la calidad. Un libro personalizado debe tener en cuenta pequeños detalles para que la persona que lo vaya a recibir sepa que se trata de un regalo especial. A veces se usan plantillas inamovibles y luego pasan cosas como que por ejemplo no concuerda una palabra masculina con un artículo femenino. También los acabados son una cosa en la que nos debemos fijar: que el papel usado sea consistente, que las puntas no estén dobladas o “peladas”, etc.
  • Variedad de temas: la mayoría de empresas ofrecen hoy en día suficientes temas para escoger el que más nos guste. Podemos encontrar libros personalizados para niños y niñas y también para adultos. Esto es muy importante destacarlo, ya que muchas veces se cree erróneamente que a los adultos “no se les puede regalar cuentos”. Para nada: un cuento personalizado es un regalo para pequeños y grandes, para abuelos, para primos, para hermanos, para amigos, etc.
  • Flexibilidad: finalmente también es importante que se muestre un poco de flexibilidad. A veces no será posible o no del todo posible, pero otras sí. Con flexibilidad nos referimos a que el cuento pueda ser lo máximo personalizable posible, es decir: si queremos un libro para un amigo que es rubio y en el libro el chico sale moreno, una buena opción sería que la empresa pudiera hacer algún cambio en el diseño para ofrecer un chico rubio. Normalmente esta tercera característica es la que es más difícil de cumplir, ya que una cosa personalizada al detalle encarece el coste y no es tan rentable. Aún así es bueno poder tenerlo en cuenta.