Avances tecnológicos en el campo de la estética dental

La estética dental es un ejemplo de cómo las nuevas tecnologías han ido facilitando la mejora del servicio. ¿Cuántas personas antes no se podían arreglar nada d la boca porque era muy caro o porque dolía demasiado y no valía la pena? Esto por suerte ha cambiado: los avances tecnológicos como las carillas de porcelana y carillas de composite permiten hacer muchas más cosas que antes y se han reducido casi al máximo los dolores que se producen a la hora de aplicarlo.

Las clínicas dentales como Estudi Dental Barcelona han visto que es muy importante ponerse al día en estos temas, y se han hecho en estos últimos años muchas inversiones en materiales. Dos ejemplos muy claros:

  • Implantes dentales: hoy en día se pueden hacer radiografías que, con un avanzado sistema se puede preparar una imagen en tres dimensiones para que se pueda ver claramente cómo quedará la pieza una vez puesta. Esto mejora básicamente dos cosas: por una parte el tiempo que se deberá retener al paciente (que todos sabemos que nunca quieren estarse mucho rato) y, en segundo lugar, mejorar el postoperatorio porque al ir más sobre seguro se pueden evitar muchos efectos secundarios que d otra forma no se podrían haber visto.
  • Ortodoncia: otro método de mejora de estética dental es la ortodoncia. Habitualmente enfocado en niños, cada vez hay más adultos que deciden dar el paso para mejorar su sonrisa. Una de las tendencias de hoy en día son los varios métodos relacionados con la ortodoncia invisible, como por ejemplo Invisalign, que aunque no sea muy rápido permite que se puedan regular los dientes de una forma más individual y con resultados más visibles para el paciente.

Los cuatro puntos principales en campo estético

    • Métodos más rápidos: por lo general, las visitas al dentista son hoy en día más rápidas, y los tratamientos, al ser más efectivos, se consiguen en la mitad de tiempo, sobre todo cuando se trata de operaciones porque previamente se hacen estudios que permiten buscar la forma más viable de hacerlo.
    • Métodos menos dolorosos: aunque sí que es cierto que la medicina ha avanzado y que se pueden encontrar muchos calmantes, hoy en día los tratamientos dentales no duelen. Existe anestesia que permite dormir la boca entera o una parte, ya sea mediante inyección (más potente) o bien con espray, para tratar una pequeña zona. Esta última opción es muy querida porque evita el pinchazo del método anterior.
    • Métodos más económicos: aunque algunos tratamientos siguen siendo caros, es cada vez más fácil costearse alguno para mejorar alguna cosa de nuestra boca. Cosas como el auge de la competencia o la producción masiva de materiales medicos permiten hoy en día que todos puedan probar, incluso la mayoría de clínicas ofrecen financiamiento a plazos.
    • Nuevos materiales fruto de la investigación y el desarrollo: investigar tiene su fruto en la mayoría de campos profesionales. En este caso se han descubierto nuevos materiales y nuevas herramientas. Por ejemplo, carillas de materiales distintos para mejorar nuestra sonrisa.