Llega la primera actualización de Windows 10

Microsoft ha anunciado este miércoles la fecha de la que será la primera gran actualización de su último sistema operativo, el Windows 10. Con el nombre de Anniversary Update, se anunció durante la conferencia de desarrolladores que se celebró en marzo, y empezará a llegar a los usuarios a partir del 2 de agosto.

Las novedades: seguridad, eficiencia y mejoras por todos los dispositivos

Las principales novedades de esta actualización se centran, por Microsoft, en la seguridad. Por un lado, Windows Hello quiere facilitar la gestión de contraseñas a partir del uso de la impronta en los equipos que dispongan de lector biométrico, y por el otro, varias mejoras al sistema de protección incluido al mismo sistema operativo, Windows Defender. En este último ámbito, los usuarios de empresa dispondrán de nuevas herramientas como la Advanced Threat Protection del Defender para investigar y responder a los ataques, y Windows Information Protection contra las filtraciones accidentales de datos.

Para pantallas táctiles, sobre todo en escritorio, también destaca Windows Ink, por el uso de lápices ópticos para escribir como si se hiciera en papel, que se integrará con herramientas del sistema como el navegador Edge o los mapas de Microsoft. Cortana, el asistente virtual, también tendrá algunas nuevas funcionalidades, como el acceso en pantalla bloqueada o la posibilidad de desar y recordar información.

El nuevo navegador web, Microsoft Edge, que tiene que sustituir la Internet Explorer, también tiene novedades: menos consumo de energía, la llegada de extensiones para incluirle funcionalidades, y mejoras de accesibilidad. Finalmente, la integración de juegos entre un Windows 10 y una Xbox manteniendo el progreso o una nueva aplicación de configuración de ordenadores por escuelas completan las novedades de la nueva actualización.

La estrategia para escoger fechas

La compañía ha anunciado también que hay más de 350 millones de ordenadores con Windows 10 y que, por lo tanto, pueden descargar sin coste la actualización. Probablemente este es uno de los elementos que se tuvo en cuenta a la hora de escoger la fecha a partir de la cual empezaría a ofrecerse: empezar durante el mes de agosto hará que, sobre todo en ordenadores de puestos de trabajo, la actualización en muchos casos se posponga hasta entrado el septiembre.

De este modo, se hace un primer paso para evitar problemas de saturación, eligiendo un momento donde algunos usuarios pueden estar lejos de sus ordenadores -y, por lo tanto, haberlos dejado parados. Y a pesar de todo, se habrá tenido que pensar en clave pesimista contando que pueda haber un número elevado de descargas durante los primeros días.